192.168.1.1

Varios fabricantes por el mundo de hardware de red llevan usando 192.168.1.1 como la dirección IP por defecto fijo desde hace muchos años. Es decir que 192.168.1.1 se empotra en el sistema de los dispositivos de red el que es fabricado por esos agentes industriales. Entre tales fabricantes, el más conocido es Linksys, un filial de Cisco, el que es un cierto gigante en el campo de soluciones de red. La dirección IP por defecto de sus enrutadores de banda ancha es 192.168.1.1.

Una dirección IP es una manera de identificación que se asigna a los dispositivos que tienen un papel en los redes de ordenador. De manera más especifica, la dirección 192.168.1.1 es parte de las direcciones IP que se encuentran entre 192.168.0.0 y 192.168.255.255, las cuales se guardan para redes más privadas. La palabra “privada” supone que un enrutador que se encuentre entre esos límites no puede ser identificado fuera de su red de uso. Eso quiere decir que cualquier red independiente puede utilizar cualquier dirección IP dentro de este rango, sin que esté reñida con ninguna otra red o dispositivo del mismo rango, y siempre que estos dispositivos y redes les pertenezcan siempre a redes distintas. Esa es la mismísima razón por que Linksys fabrica varios dispositivos con el número 192.168.1.1 como la dirección IP por defecto. Jamás resulta ninguna duplicación, porque enrutadores diferentes dirigen a redes diferentes al final.

La página web para la configuración del enrutador de Linksys se sirve mucho porque deja que usuarios desempeñen varias tareas de administración de redes. Funciones, las que incluyen el asignamiento y el cambio de la modalidad de seguridad inalámbrica y el cambio del SSID y de la clave de seguridad de la red, son todas cumplidas por esta página. Una vez que se conecta un PC al enrutador por el ethernet, se puede obtener acceso a la pagína necesaria por un navegador de red. Para los enrutadores con una dirección IP de 192.168.1.1 por defecto, los usuarios deben entrar http://192.168.1.1/ a la barra de direcciones y luego hacer clic “Enter”. Se le pedirá que se entre su nombre de usuario y su contraseña. Los credenciales de conexión por defecto son un nombre de usuario en blanco y una contraseña del admón. Luego haga clic el menú inalámbrico y cambie de la vista de configuración hasta “manual”. Se le dejará que vea el SSID. Por supuesto, se puede cambiar el comportamiento de su enrutador por usar opciones diferentes de las secciones pertinentes del menú. Aunque se acabe por hacer unos cuantos cambios no deseados de la configuración, ya estará toda de vuelta a la normalidad por echar mano a 192.168.1.1. Una vez que se conecta, diríjase hacia el menú de los defectos de fábrica, y luego haga clic la opción de restaurar los defectos de fábrica. Su enrutador se volverá hasta los ajustes de fábrica, y todos cambios no deseados se repararán.